tienda online que no vende
Muchas veces te has preguntado por qué tu página web o tienda online no vende.

Y te respondes: “Si es que esta está llena de productos y servicios”.

El pensamiento humano es “Cuantos más productos tenga, más clientes abarcaré”.

La mayor parte de las veces no es así.

Es mejor tener una página web donde menos, es más.

Veremos que la simplicidad en el diseño web es el mejor aliado en las ventas.

Existen muchos experimentos que demuestran que, aunque las personas nos sentimos atraídas por la variedad, si se nos presentan demasiadas opciones es menos probable que acabemos comprando.

En este video podemos ver cómo las empresas  pueden mejorar la experiencia de escoger.

Esto se aplica tanto en el mundo físico como en el online.

El diseño se debe basar en la sencillez. Cumplir el Principio Kiss (keep it simply, stupid)
Sencillo no quiere decir minimalista o antiestético.

Sencillo implica eliminar los elementos innecesarios de diseño, código y de contenido.

 

 La primera impresión es lo que cuenta

Lo primero que vemos cuando carga una página web y antes de hacer scroll en ella para ver el resto del contenido es lo que se llama “above the fold”.
Este concepto surgió en los inicios del periodismo y hacía referencia a la mitad superior de la portada de un periódico, donde se situaba la noticia más llamativa o importante.

Este contenido es lo que suele determinar que decidas quedarte en la página o abandonarla acto seguido.

Es por ello que es muy importante que esta parte de tu página sea llamativa, muy visual y en ella dejes claro a tus visitantes por qué deben comprarte a ti y no a tus competidores.

 

Propuesta única de valor

En el título y subtitulo de la página web debes dejar claro lo que vendes y cuál es tu factor diferencial.

Tiene que pensar que es lo que tiene tu empresa que los competidores no lo hacen.

Es necesario aplicar neuromarketing y conocer los puntos de dolor del cliente para solucionarlos mejor que tu competencia.

Escapar de “mira todo lo que hago”, ya que al final no serás reconocido por nada.
¿Eres bueno en precio?
Entonces resalta que ofreces los mejores precios.
¿Tus productos destacan por su calidad?
Plásmalo en una frase atractiva.

 

Marketing de marca

Para que tus visitantes te reconozcan debes mostrarles quien eres desde el primer momento.
El marketing de marca o branding abarca desde la identidad corporativa, logotipo, nombre comercial, código de colores y tipografía.

Es por ello que todas las marcas ponen el logo en la parte superior de la página web.

 

Navegación intuitiva y sencilla

El consumidor elegirá si se lo ponemos fácil.
Cuanto más fácil sea para el visitante navegar por nuestra página más fácil será para para él tomar una decisión.

Si en la barra de menú ponemos muchas opciones el cliente se marchará por indecisión.

 

Información de contacto visible

La gente quiere ver la información de contacto en la página web de un vendedor.

También puede valer un botón de llamada a la acción o un simple formulario.

 

Contenido después del scroll

Este es el contenido que se muestra cuando el visitante decide hacer scroll.

Debemos seguir convenciéndole de que somos la mejor opción para él y de que tenemos exactamente lo que necesita.

La recomendación es enfocar tu contenido en destacar un producto o servicio concreto.

O si tienes varios, mostrar una categoría de productos o servicios específica.

No mostrar todo el catálogo de productos que ofreces de golpe.

Si le mostramos al visitante 20 productos totalmente distintos lo confundiremos en su toma de decisión.

Texto corto y conciso. Este estudio demuestra que los visitantes de nuestra web prefieren escanear antes que leer.

Si quieres rediseñar tu página web y comenzar a vender en internet contacta con Digitus.

En Digitus somos expertos en marketing digital y diseño web.